Las criptomonedas y su relación con los bancos

Con el avance exponencial del Internet en los diferentes ámbitos de la vida social, los mercados financieros también van direccionándose hacia la red, debido a la accesibilidad y las comodidades que ofrece. Es de esa manera que surgen las criptomonedas, que están ganando cada vez más popularidad. Sin embargo, esto no significa que se haya perdido la desconfianza sobre las mismas.

Sobre las criptomonedas

Siendo que se trata de un sistema que está cambiando y que puede llegar a revolucionar completamente el sistema financiero mundial, existen todavía muchas dudas y muchas opiniones contrapuestas acerca de qué es una criptomoneda, para qué sirve, cuáles son sus beneficios y sus riesgos.

Cuando hablamos de criptomonedas estamos haciendo referencia a una moneda virtual que sirve para intercambiar bienes y servicios, como cualquier moneda corriente. La principal diferencia entre estas y las monedas físicas, tiene que ver con que estas actúan mediante un sistema de transacciones electrónicas, pasando a dejar de ser necesario el accionar de un intermediario.

Si bien es reciente, las criptomonedas no comenzaron a utilizarse recién. De hecho, la primera en aparecer tuvo su origen en el año 2009, y recibió el nombre de Bitcoin. Fue a partir de entonces que comenzaron a aparecer nuevas criptomonedas, viéndose un crecimiento constante en su utilización.

Las características de las criptomonedas

Ahora que su utilización se ha difundido más, se reconocen diferentes características propias de las criptomonedas y del sistema financiero que las sostiene. Una de ellas -y tal vez la más emblemática- tiene que ver con que se trata de un medio de pago descentralizado, que no es controlado por ningún Estado ni por ninguna institución bancaria. Asimismo, las criptomonedas son anónimas, por lo que permiten preservar la identidad de las personas que las utilizan, opción que es poco frecuente cuando interviene la web.

Un dato que se ha convertido en una de las principales ventajas de este nuevo medio de pago virtual tiene que ver con que es internacional, por lo que puede usarse en y hacia cualquier país del mundo, independientemente de en dónde se esté físicamente. En esto influye también que las criptomonedas no requieran de intermediarios para sus transacciones, ya que pueden llevarse adelante pagos internacionales de manera rápida y segura.

Entre las ventajas que los especialistas han destacado respecto a las criptomonedas, la seguridad es una de las más importantes. Se asegura que su uso no resulta perjudicial para los usuarios, debido a que pertenecen a la persona que las tiene y no pueden ser intervenidas por terceros. A su vez, sostienen que su uso optimiza transacciones mucho más veloces que los medios de pago tradicionales que acostumbramos usar.

¿Cuál es la aceptación de estos medios de pago virtuales?

Hoy en día, el uso de las criptomonedas es una realidad indiscutible, que crece cada vez más. De esto no hay dudas. Esto se ha visto motivado especialmente por el aumento que estos medios de pago han ido teniendo con el paso del tiempo en los mercados, como así también por su fuerte atractivo como plataforma alternativa en la negociación de las divisas.

Si bien es algo que está creciendo, no se puede proyectar un futuro claro de las criptomonedas. Son muchos los factores que pueden incidir, tanto de forma positiva como negativa, en la aceptación de estas monedas. Es el nivel de aceptación que las criptomonedas lleguen a lograr lo que determinará su futuro y su posibilidad de subsistir.

Distintos estudios llevados a cabo, basados en encuestas realizadas a minoristas de venta online, han brindado determinadas claves que nos ayudan a dar cuenta de cuáles son los motivos por los que podrían ser o no aceptadas las criptomonedas en el sistema financiero. En este sentido, el uso se ve afectado, especialmente, porque los usuarios perciben que este medio de pago cuenta todavía con poca demanda. De todas maneras, los protagonistas de los bajos porcentajes de demanda de de estos medios de pago son las personas jóvenes, menores de 30 años de edad.

En lo que refiere a la aceptación, los porcentajes de la misma son también bajos. Hoy en día, no supera el 6% la cantidad de comerciantes que aceptan estas monedas como medios de pago. Sin embargo, quienes utilizan y aceptan estas monedas, especialmente entre comerciantes, aseguran que las mismas les ofrecen la posibilidad de captar a públicos que se manejan especialmente por medios digitales.

En definitiva, se considera que los factores fundamentales que influyen en la utilización y la aceptación de las criptomonedas como medios de pago son la volatilidad y el desconocimiento de las mismas, como así también la oportunidad que brindan de atraer a nuevos públicos.