Venta de carteras de préstamos UVA

Por primera vez y tras largos meses de preparación, el Banco Hipotecario llevó a cabo el lanzamiento al mercado local de la venta de una cartera de préstamos hipotecarios, todos ajustados con los márgenes de los créditos UVA. El objetivo fundamental emitido para esta cuestión tiene que ver con lograr generar mayor liquidez, pudiendo de esa manera continuar con el crecimiento de estos créditos.

Lanzamiento al mercado interno de cartera de préstamos UVA

El monto propuesto por el Banco para el fideicomiso es de $440 millones. Además, para lograr vender el producto en el interior del mercado local, el Banco promete asumir en su propia cabeza todos los riesgos implicados con esta nueva determinación. Sin embargo, el Banco Hipotecario se queda en realidad con el 25% con más riesgo de todos los préstamos efectuados. Eso hace que se vaya a terminar colocando alrededor de $350 millones.
De acuerdo a lo mencionado en el plan, todos los inversores que decidan adquirir este producto van a pagar en la misma medida en la que los deudores vayan pagando las cuotas de sus préstamos, a modo mensual. Asimismo, en lo que refiere a la tasa de interés que se planteó en el proyecto, se estipuló que la misma fuera del 4,75% más UVA, esto es para el tramo que se considera que cuenta con privilegio de cobro. Por su parte, para lo que se contempla dentro del segundo grupo de inversores, la tasa sería del 5,5%.
Es la primera vez que se lleva a cabo esta venta de cartera dentro de lo que es los créditos UVA. Se considera que esto es una importante novedad para el mercado financiero, debido a que implica condiciones diferentes a lo conocido hasta el momento actual.
Entre los potenciales inversores que se estima pueden llegar a comprar este fideicomiso de créditos UVA hay inversores institucionales. Se encuentran principalmente fondos comunes de inversión y empresas que se dedican a los seguros. Otra de las entidades que se estima que es posible que participe es ANSES, pero es un supuesto que todavía no ha podido ser confirmado.
Dentro de esta novedad se considera que uno de los puntos más problemáticos tiene que ver con una cláusula, original de los préstamos hipotecarios UVA. En ella, se determina que los deudores tienen la posibilidad de extender el plazo del préstamo en hasta un 25%. Esto tiene lugar en caso de que la inflación llegue a superar los 10 puntos porcentuales al Coeficiente de Variación Salarial. Ese número, para que se cumpla la cláusula, debe tener lugar desde el otorgamiento mismo del crédito.